Documento en el Tribunal, TUSD niega que un guardia de seguridad acosó a una estudiante durante su periodo de empleo

Los padres de una estudiante de la escuela secundaria Mansfeld alegan que John Ángel Corral, quien ha sido un empleado del Distrito Escolar Unificado de Tucson (TUSD, por sus siglas en inglés) por más de dos décadas, vulneró el derecho de su hija que le proporciona la Decimocuarta Enmienda de la Constitución— cual protege de intrusiones injustificadas en la integridad personal. Ellos alegan que Corral, “acosó verbalmente y tocó físicamente [a su hija] de manera sexual e indeseada” en el otoño de 2017.

Un informe del Departamento de Policía de Tucson fechado el 10 de noviembre de 2017 indica que Corral fue detenido, multado y puesto en libertad sin ser llevado a la cárcel debido al acoso conforme al A.R.S. 13-1203A3 con relación al incidente.

Además, los informes indican que este acto cometido por Corral, es el tercer incidente que involucra a estudiantes de TUSD. Los otros incidentes ocurrieron en la escuela secundaria Hohokam en el 2008 y en la escuela preparatoria Pueblo en el 2002.

TUSD niega todas las alegaciones de la demanda en su contra. Adicionalmente, niega que los presuntos actos se cometieron durante su período de empleo. Tucsondelsur.news obtuvo documentos que contradicen tal negación.

Una “Notificación de audiencia y suspensión previas a la terminación” escrita por el director de la escuela secundaria Mansfield, Richard Sánchez y fechada el año en que ocurrió el incidente, el 6 de diciembre de 2018, indica que una investigación llevada a cabo por la escuela, encontró que Corral vulneraba las regulaciones implementadas por la Junta Directiva: GBEBB, cual declara que, “los estudiantes y los miembros del personal deben interactuar entre sí amigablemente y de manera positiva. Tales relaciones deben mantenerse en un nivel en el cual las relaciones no se deben confundir como precursoras de un vínculo más intimo o impropio.” El empleo de Corral se suspendió poco después.

En agosto de 2009, una carta escrita por el superintendente adjunto de las escuelas secundarias, Jim Fish, demuestra la suspensión con sueldo de Corral debido a las presuntas interacciones con una estudiante de la escuela secundaria Hohokam, quien afirmó que Corral hizo comentarios indeseados sobre su apariencia física y se le insinuaba, susurrándole al oído que tuviera relaciones sexuales con él.

Un informe del Departamento de Policía de Tucson sobre el incidente en la preparatoria Pueblo, incluye las alegaciones de Corral dirigiéndose a la estudiante, quien algunos estudiantes varones no-identificados la llamaban “The Wood”. Se alegó que Corral se le insinuó a la estudiante y le dijo que él tenía llaves de todos los cuartos de la escuela. Dando a entender que ellos podían encontrar un lugar privado para hacer “algo”.

La negación por parte de TUSD, que Corral no cometió los supuestos actos hacia la estudiante de la secundaria Mansfeld, “durante el transcurso de su empleo” las cuales son contradictorias ante sus propios expedientes. Dadas las circunstancias, tal vez se presente esto durante el juicio, ya que la carga de la prueba de comprobar las acusaciones cae en la parte del demandante.

Aún no es clara la manera en cual TUSD sustanciará su oposición a las alegaciones. Desde el momento de publicación, tucsondelsur.news no ha recibido una respuesta a tal pregunta por parte de los abogados de TUSD.

En ambos incidentes, el de Hohokam y el de Mansfeld, las supuestas victimas sintieron temor de tener mayor interacción con Corral y se trasladaron a otras escuelas después de presentar sus quejas ante el distrito escolar, al igual que a las autoridades.

Informes más recientes del Departamento de Policía indican que se presentó otra demanda de acoso en contra de Corral en octubre del 2018, mientras trabajaba como guardia de seguridad en el Centro de Convenciones de Tucson (TCC, por sus siglas en inglés). En esta ocasión la supuesta víctima fue una mujer de 45 años de edad mientras asistía a un concierto de Bob Dylan con su novio.

La pareja habló con tucsondelsur.news e indicaron que el acoso ocurrió justamente cuando el concierto estaba por comenzar y como resultado, les arruinó la experiencia. Ellos alegan que mientras su novio estaba en el baño, Corral inapropiadamente tocó los senos y los muslos de la mujer. La mujer confesó que ella es amable por naturaleza, pero que en ningún momento dijo algo que le indicara a Corral, que ella quería que él la tocara. “Fui demasiado amable con este hombre y deseo no lo haberlo sido,” ella declaró.

Cuando ocurrió el incidente, la mujer dijo que se sintió impactada pero no quería arruinar la experiencia del concierto a su novio. Para cuando Dylan comenzó a tocar la tercera canción, ella aguantó más y le contó a su novio lo que había pasado.

La pareja buscó al personal de seguridad de TCC, quienes los pusieron en contacto con el funcionario Ernesto Ortiz, quien estaba trabajando fuera de su labor normal. El encuentro con el oficial pronto se convirtió conflictivo ya que ellos alegan que Ortiz se comportaba de manera “muy sarcástica y humillante” para la pareja y decidieron que sería mejor retirarse.

Tucsondelsur.news le mostró a la pareja el informe que había presentado el funcionario Ortiz y ellos afirman que el reporte no es fáctico. Ellos aseguran que el funcionario Ortiz trató a la mujer como si ella se le hubiese insinuado a Corral e intentaba cuidar su reputación ante su novio al continuar haciendo el reporte. Días después, el novio contactó al Departamento de Policía de Tucson y solicitó información sobre como presentar una demanda en contra de Ortiz por sus acciones, pero nunca continuó el proceso.

La pareja también alega que el director general del Centro de Convenciones de Tucson, Glenn Grabski estuvo presente cuando ocurrió el incidente, pero se comportó distante cuando el novio comenzó a hablarle sobre lo ocurrido. Los boletos eran un obsequio de la madre del novio, costaron $500 y se les reembolsó después de lo sucedido. Tucsondelsur.news intentó solicitar más información sobre el ocurrido pero el Centro de Convenciones de Tucson no regresó las llamadas.

La demanda en contra de TUSD continúa en proceso en el Tribunal Federal del Distrito de Arizona bajo la supervisión del juez de primera instancia Eric J. Markovich, y parece que se dirige hacia la exhibición de pruebas.

Si usted tiene información acerca de la demanda interpuesta en contra del Distrito Escolar Unificado de Tucson o sobre las acusaciones en contra de John Ángel Corral usted puede contactar al reportero Angelo Lavo en 520-820-3712 o en tucsondelsurnews@gmail.com. Si desea mantener su información confidencial, usted puede contactarse al número mencionado anteriormente por medio de la aplicación telefónica- Signal. Regrese a la pagina para ponerse al corriente con información relacionada con esta investigación.